¿Víctimas pasivas? Hijos e hijas de mujeres víctimas de violencia de género

Rosalia Carrillo Meraz, Graciela Jiménez Bernal

Resumen


En México, en la década de 1990 se crean los primeros refugios para mujeres vícitmas de violencia con el fin de atenderlas y darles un lugar donde vivir al momento de huir de su agresor. Se diseñaron estrategias para atenderlas de manera integral pero, en un inicio no se pensó en sus hijos e hijas, quienes llegaban con ellas al refugio y sólo se les entretenía mientras psicólogas y trabajadoras sociales atendían a sus madres. Ahora, ante la necesidad de proteger a la comunidad infantil en situación de refugio, empiezan a diseñanse estrategias para dar seguimiento y atención a estos menores que antes eran ignorados como víctimas.


Palabras clave


Maltrato infantil, violencia doméstica, refugios.

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.22370/ieya.2018.4.2.656

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.