Las cuñas motrices en educación infantil permiten un cuerpo presente en el aula

Nuria Santamaría Balbás

Resumen


A través del análisis de los horarios en educación infantil, el catedrático Marcelino Vaca Escribano detecta que hay “diferentes presencias corporales en la escuela”, y para favorecer un equilibrio entre dichas presencias, propone el uso de unas prácticas corporales que denomina “Cuñas Motrices”. Con este objetivo, como tutora y especialista en educación física en una escuela pública, comienzo a desarrollar en el aula un proyecto de investigación, que se ha extendido a lo largo de nueve cursos escolares, en los que las cuñas motrices han logrado otros muchos objetivos, como la mejora del clima del aula y de la atención, la estimulación de las inteligencias múltiples o la compensación de la quietud, entre otros.

Para lograrlo, empleo herramientas como yoga, meditación, relajación, respiración consciente, masajes y el poder del tacto, trabajo con la energía, que se aplican en diferentes momentos de la jornada escolar, partiendo siempre de la escucha activa del maestro, para atender las curvas neurofisiológicas, los niveles de estrés y los ciclos de atención, pero también los deseos y las pulsiones de nuestros alumnos; dando así presencia a todos los cuerpos (físico, mental, emocional, espiritual).


Palabras clave


el cuerpo en la escuela; escucha activa; escuela holística;

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.22370/ieya.2019.5.1.1375

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.